Kibis: El antojo de Medio Oriente que los yucatecos aman

El otro día me dijeron que cuando la pandemia termine me coma unos kibis en la playa y la alegría volvería a mí. Pero ¿qué es un kibi?, ¿de dónde vienen estas bolitas que parecen piedras? Su historia es una de las más curiosas en la gastronomía mexicana.

Los kibis son un antojito que se encuentra en la península de Yucatán, especialmente en las calles y playas de Mérida, México. A simple vista tienen una forma de albóndiga alargada.

¿De dónde son?

El kupe, quebbe, kibbeh, kipe, kepe ó kibis es considerado el plato nacional de Líbano y un alimento muy común en Medio Oriente. ¿Cómo llegó este manjar a México?

Debido a una compleja serie de factores políticos, religiosos y económicos a finales de 1800 y principios de 1900, hubo una gran inmigración de libaneses y sirios hacia Mérida, Veracruz y Tampico.

Cuentan que los primeros libaneses usaron este bocadillo para fraternizar con los yucatecos; así los kibis se introdujeron en nuestra cultura, convirtiéndose en uno de los antojos más comunes de la región.

96499354 934029777034838 2760349067090329600 o - Kibis: El antojo de Medio Oriente que los yucatecos aman
Kibis: El antojo de Medio Oriente que los yucatecos aman

¿Cómo se hacen los kibis yucatecos?

Se elaboran bolitas con masa de trigo y se rellenan de carne molida (res o cordero), la cual se fríe en aceite hasta que queden duritos y bonitos. Se acompaña con repollo, cebolla morada y chile habanero.

Algunos cambian la receta original agregando queso bola, champiñones, jamón, chicharrón prensado, papa con chorizo, entre otros ingredientes.

Los kibis se pueden encontrar en restaurante de cocina tradicional, pequeños puestos ambulantes y en vitrinas de vidrio, sostenidas por un señor kibero que recorre las playas con su característico grito: “¡Kiiiiiikibis! De a 10.”

96149969 934030110368138 2536794644943994880 o - Kibis: El antojo de Medio Oriente que los yucatecos aman
Señor de los Kibis

Escríbenos en Facebook Instagram porque queremos saber cuál es el antojito más extraño que conoces.

Buena salud y feliz empacho

Comparte el sabor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =